Imagen Social de una PyME .IT y los acuerdos que hacemos

Hoy día las PyMEs o Startups en tecnología aspiran a ser parte importante de los prospectos o clientes que ya tienen, o a formar parte de la cotidianidad de los usuarios que frecuenten sus herramientas públicas es así que la aplicación de la tecnología sólo tiene sentido si aporta mejoras a los procesos de negocio de las instituciones o mejoras en la vida digital de los usuarios, pero si su imagen social no es buena ¿Quién aceptará, apoyará y utilizara sus proyectos o aplicaciones?

No podemos negar que las pequeñas empresas de desarrollo han sido blanco de críticas diversas que ponen en riesgo su credibilidad por efectos de la poca profesionalidad de unos pocos, muchas de estas críticas, debemos reconocer, son justificadas y atribuibles a retrasos en proyectos, altos costos de operación o mantenimiento e incluso fracasos.

Para enfrentar esta crisis debemos contar con una estrategia clara al alcance de nuestras habilidades como administradores, expertos en ventas o gerentes comerciales, esta estrategia incluye trabajar y construir una imagen social basada en logros y resultados.

Por definición en wikipedia una imagen (del latín imago) es una representación visual, que manifiesta la apariencia visual de un objeto real o imaginario. Aunque el término suele entenderse como sinónimo de representación visual, también se aplica como extensión para otros tipos de percepción, como imágenes auditivas, olfativas, táctiles, sinestésicas, etcétera, por cierto, la percepción depende del marco conceptual del que percibe y no siempre tiene que ver con la realidad.

Por definición en wikipedia una imagen (del latín imago) es una representación visual, que manifiesta la apariencia visual de un objeto real o imaginario. Aunque el término suele entenderse como sinónimo de representación visual, también se aplica como extensión para otros tipos de percepción, como imágenes auditivas, olfativas, táctiles, sinestésicas, etcétera, por cierto, la percepción depende del marco conceptual del que percibe y no siempre tiene que ver con la realidad.

Las promesas o acuerdos son esenciales en la construcción de una imagen social, básicamente se manifiestan en forma lingüística y es parte cotidiana de nuestro quehacer en ventas o administración. Antes de hablar o expresarse la promesa no existe. Al prometer, actuamos en interés de otra persona ya sea en respuesta a una petición o por ofrecimiento de nuestra parte. Al prometer nos comprometemos a realizar acciones en el futuro.

No es necesario pronunciar explícitamente “lo prometo”, basta asentir con la cabeza o decir “claro”, pero la expectativa de cumplimiento es igual de fuerte por esto llegar a un acuerdo consiste en proponer condiciones de satisfacción exitosos acerca de lo que se debe hacer y cuando debe estar hecho.

Las consecuencias por no cumplir una promesa son similares a la impuntualidad, por ejemplo:

Cuando prometemos, el mundo del solicitante y del prometedor cambia.
Cuando vamos tarde a una cita, la persona que nos espera puede que tenga cancelar o cambiar el horario de otro evento.

El futuro de la persona que acepta una promesa incluye ahora la expectativa de que esas condiciones serán cumplidas y organiza su vida en torno a ella.
El tener una cita implica realizar actividades extras para las dos personas ya que no todas viven en la misma zona geográfica o no tienen los mismos gastos para llegar a ese punto incluso mueve actividades bajo esa misma esperanza de llegar con puntualidad a esa cita.

Si no cumplimos los acuerdos necesitamos hacernos cargo de la otra persona, dialogando con ella, examinando el interés original y estableciendo nuevas promesas.
Si llegamos tarde tenemos que explicar porque el retraso y enlistar todas las causas con el afán de ser nuevamente considerados.

Por último, al prometer y/o llegar a acuerdos debemos evaluar nuestra verdadera capacidad de satisfacer las expectativas de nuestros clientes o posibles clientes ya que nuestra capacidad de hacer promesas o cumplir con los acuerdos es parte de la construcción de una imagen social exitosa basada en la confianza.